google-site-verification=WUfpaKOdb7gBT0DP0lVC2Iaoc3BSBw-feWpfFkQKfeA

Algo de lo que no podíamos dejar de hablar era de la música. Ella ha estado siempre en nuestra casa. Aunque nuestros padres no son músicos, teníamos por lo visto varios antepasados que cantaban muy bien, y de ahí debió venir el "gen musical" como lo llamamos nosotros en tono de risa.

De modo particular esta canción habla sobre nuestra relación amor-odio con el conservatorio. Por un lado una exigencia que a esas edades nos ha provocado más de un momento de frustración. Por otro, todos los buenos momentos, compañeros y conocimiento que hemos obtenido.

La canción empieza interpretando una adaptación para cuarteto de cuerda de una de las sonatas más famosas de Mozart y después cambia a otro estilo totalmente diferente. Para terminar lo raro de esta canción... ¡Booom! Un rap.

En él quisimos básicamente transmitir esta idea: la música está para compartir, no para competir (en los conservatorios esto muchas veces se olvida.

 

Está interpretado por Cati y Álvaro.

Rap por Calejos

letra

00_Canción_de_una_vida.jpg

El Lucero

A las diez un día más

Estoy saliendo y tras las clases

Tengo que estudiar

Pues cada día tenemos,

viernes también y coge el andén.

 

Lucero del lugar

Lugar de la música

Tu voz entona esta sonata

Que no pare hasta que alguien me dispare

Lucero del lugar

Berganza tienes que luchar

En tu auditorio el cartel

Está prohibido el paso espera

Hasta el último aplauso.

 

Si pudiera yo coger

Una cabina en la tres

Tocaría contra el tío

Que aporrea el piano

En la cabina de al lado

Cuando me canso miro el Graffiti

pintado en la pared

Ese libro de familia donde hay que firmar

 

Lucero del lugar

Lugar de la música

Tu voz entona esta sonata

Que no pare hasta que alguien me dispare

Quiero ser esa persona buena que siempre comparte

Da lo mejor de sí mismo lo hace con gran arte

Ser un alma junto a otra con corazón lleno

Darse entero, acompañar en este caminar terreno

No es más valioso tu dinero ni la fama,

Sino el tiempo y el perdón de aquel que te ama

Yo no toco nueve horas cada día por la fama,

Aprender a perdonar significa hacer las paces

Compartir es muy distinto a todo lo que haces

Yo no toco para competir todo se acaba

Este arte es mucho más que cuatro notas bien tocadas,

Vale mucho mas que los aplausos de la sala

Este es el motivo de luchar por mi destino

Esa perfección sin alma y sin amor te hacen dañino

 

Lucero del lugar

Lugar de la música

Tu voz entona esta sonata

Que no pare hasta que alguien me dispare

Lucero del lugar

Berganza tienes que luchar

En tu auditorio el cartel

Está prohibido el paso espera

Hasta el último aplauso.

Sobre el tema

¡No te pierdas nada!

  • YouTube
  • Spotify - Gris Círculo
  • Facebook
  • Instagram
  • iTunes - Gris Círculo
  • Twitter

© 2020 diseñado por Álvaro Galindo